La marca Cortefiel ya ha presentado su nueva colección de zapatos para mujer para el próximo Otoño-Invierno 2012/2013. Se acabaron la fiebre de los 12 centímetros y la dictadura del zapato plano. Esta temporada, el calzado se ajusta a todos los pies con el regreso del tacón chupete, apenas cuatro centímetros de alza, los suficientes para estilizar la figura sin perder en comodidad.

zapatos tacón cortefiel otoño invierno 2012 2013

El tacón chupete llega en zapatos de salón acharolados con punta tímidamente afilada y un toque especial: la puntillita dorada en el tacón. Pero la gran novedad son los mocasines, ese clásico del estilo urbanita más británico, que esta temporada se rebela contra la suela plana. En su proceso de sofisticación, los mocasines, con flecos, llevan incrustaciones metálicas sobre ante. Los colores siguen en su curso innovador con tonos empolvados. Los mismos que los de sus primas hermanas las bailarinas. Aparte de las tradicionales manoletinas con lazo, este otoño-invierno el ante se combina con puntas acharoladas, sin duda el material de la temporada, que se aplica también en remates de los botines.

La mezcla de texturas y materiales es una de las tendencias de calzado más visitadas este invierno. Se puede encontrar en zapatos de salón de ante con tacón ancho de piel de potro y estampado animal. El animal print no pierde su hegemonía y se puede encontrar también en bailarinas de piel de potro y complementos. En cuanto a peep-toes este año vienen equipados con tacones anchos en la base y con plataforma, más cómo dos y estables que los de temporadas pasadas. Los peep-toes se dejan ver en piel verde, azul y ocre en tono empolvado, pero también en charol.

zapatos cortefiel para mujer otoño invierno 2012 2013

El frío vuelve a reclamar botas de caña alta, tanto las clásicas de tacón con cierre de cremallera y detalle en el reborde superior, como las planas de piel e inspiración militar, que este año se vuelven a llevar a dos tonos. Pero la mejor manera de combatir las bajas temperaturas es con los botines con forro, vuelta de pelo y suela de goma, que este año se llevan con tacón y detalles de pelo en las costuras. Las más clásicas podrán también elegir botines con altura, pero sin plataforma, de talle bajo, acabados en punta, con cierre de cremallera, lisos, con costuras cruzadas y aperturas laterales o de ante con franja superior de piel.